Resultados de investigaciones sobre el tratamiento de la ambliopía – pedig

Resultados de investigaciones sobre el tratamiento de la ambliopía – pedig

La ambliopía es la causa más común de pérdida visual monocular en niños, afectando entre un 1 y un 3,5% de la población. En los últimos años se han realizado numerosos estudios científicos que han proporcionado importante información clínica sobre su tratamiento. Estos estudios han sido realizados principalmente por el Grupo de Investigación de Enfermedades Oculares Pediátricas (PEDIG) de Estados Unidos.

Los resultados de estos estudios mostraron que en casos de ambliopía es importante en primer lugar proporcionar la mejor corrección refractiva. Se ha comprobado que en el 77% de los casos, solo el llevar la corrección adecuada consigue mejorar la AV en dos líneas o más. La mayoría de los niños alcanzaban la máxima mejoría utilizando la mejor corrección a las 15 semanas, y en un cuarto de los niños esta sola intervención conseguía eliminar la ambliopía. Estos resultados han hecho considerar como primer tratamiento el empleo de la mejor corrección, hacer revisiones cada 5-6 semanas, hasta que la AV no mejore más y entonces pasar al tratamiento con oclusiones.

El tratamiento convencional con parche es el más utilizado, pero no había información sobre las pautas más adecuadas. Los estudios realizados por el grupo PEDIG han dado pautas sobre la utilización de las oclusiones.

En casos de ambliopía moderada (AV igual o mejor de 20/80), se comparó la utilización de 2 horas o 6 horas de parche al día. Los resultados mostraron que a los 4 meses no había diferencia entre ambos grupos de tratamiento y que el 62% de los pacientes alcanzaba una AV de 20/30 o al menos 3 líneas de mejoría.   se comprobó que la utilización de 2 horas de oclusión conseguía una mejoría media de 2,4 líneas a los cuatro meses, y el resultado era el mismo que la utilización de 6 horas de parche.

En casos de ambliopía severa (de 20/100 a 20/400) se conseguía una mejoría media de 4,8 líneas a los seis meses de tratamiento, y los resultados eran iguales al realizar 6 horas al día de oclusión, o la utilización de parche todo el día. El utilizar el parche todo el día, tiene el problema de que el cumplimiento del tratamiento no suele ser bueno porque los niños no ven suficiente para realizar adecuadamente las actividades habituales de los niños.

En resumen, estos estudios han encontrado que en ambliopías moderadas el tratamiento de parche más recomendado es de 2 horas al día, y en las ambliopías severas de 6 horas al día. El realizar más horas de parche no mejora el resultado.

La mayoría de esos estudios se ha realizado en niños menores de 7 años. Sin embargo, estudios realizados en niños mayores de 7 años han obtenido también una mejoría importante en el 47% de los casos.

Gunton KG Advances in Ambliopía: what have we learned from PEDIG trials? Pediatrics, 2013;131:540-547